Reserva de Horas 52 2354450
Urgencia 52 2354452
Resonancia Magnética 52 2354460
Whatsapp Res. Magnética +56 9 94750491

Finaliza ciclo de operativos médicos que Clínica Atacama realizó en sectores más afectados por el aluvión


Con más de 1.000 prestaciones médicas.

A más de un mes de la tragedia, la ciudad poco a poco vuelve a la normalidad, la limpieza de las calles avanza, por lo menos ya está un poco más transitable, lo que permite retomar ciertas tareas cotidianas en una ciudad devastada por el aluvión, pero con fuerza para seguir adelante y volver en gloria y majestad como el oasis en el desierto que todos conocían.

Es por esta misma razón que Clínica Atacama, y en su labor social con la comunidad, ha continuado realizando todas las semanas “Operativos Médicos” a los sectores más afectados por la tragedia. Albergue Hernán Márquez Huerta en Paipote, Villa Parque El Sol, Población Llanos de Ollantay N°3 y N°5, Villa Rinconada de San Fernando, Población Los Pintores de Chile, Sector de la Arboleda, Población Llanos de Ollantay N°6, todos sectores aislados, donde los pobladores no podían acceder a la ciudad y mucho menos a tener atención médica.

Fue un grupo de profesionales voluntarios comprometidos con su labor humanitaria, los que asistieron a las poblaciones afectadas entregando medicamentos y solución a los problemas de urgencia, todos liderados por el Dr. Juan Pablo Barros, Jefe de Urgencias de Clínica Atacama, quien con la motivación que lo caracteriza, manifestó, “me siento orgulloso del trabajo que hemos realizado, en nuestras salidas a terreno en ayuda de la comunidad, ha sido muy gratificante poder llegar a lugares de difícil acceso y poder asistir a la gente que lo necesita”. Además agregó, “escuchar lo agradecida que esta la gente y sus muestras de cariño, simplemente, no tiene precio”.

Durante todos los operativos se llegó a un total de 364 atenciones médicas, de las cuales 150 fueron atenciones pediátricas y más de 680 vacunas para prevenir futuras enfermedades infecciosas, tanto respiratorias como diarreicas (Influenza, Hepatitis A y Tétano).

Karla Boghioni, vecina de Villa Parque del Sol 3, nos comenta, “como vecinos hemos sido muy organizados desde el primer momento de la tragedia, por lo cual y gracias a dios nuestras casas no fueron afectadas pero si quedamos aislados, por esa misma razón, estamos muy agradecidos por la ayuda que nos ha entregado la Clínica, con la atención de su equipo médico y por la gran iniciativa que han tenido”.

Por su parte, Marisela Andrade, del sector de Paipote, una de las zonas más afectadas, destacó, “Es una excelente iniciativa, sobre todo porque es una institución privada y el hecho que voluntariamente hagan estas atenciones, nos tiene muy felices, debido a que quedamos totalmente aislados y se nos hace imposible poder acudir a algún centro de salud con nuestros enfermos”.

Como resultado de la tragedia, fueron muchos los sectores afectados que hasta el día de hoy no han podido volver a la normalidad, “Los Pintores de Chile” no fue la excepción, en éste lugar, el paso del barro y agua, dejó cientos de albergados que perdieron sus cosas materiales, y como resultado, sus casas inhabitables. Viviana Arce, vecina del lugar que perdió absolutamente todo, nos recibe con una dulce sonrisa, y a pesar de la desoladora situación, optimista nos cuenta que todo pasa por algo y lo que viene será algo mejor, al mismo tiempo afirmó, “gracias a Dios, hay militares en todas las casas, los cuales nos ayudan a sacar el barro todos los días; y encontrarnos con que vengan profesionales de la Clínica Atacama, a vacunarnos y atendernos, es una bendición, sobre todo, porque estamos en una sector aislado sin acceso a nada, porque no importa haber perdido todo, pero la salud, es lo más importante para poder seguir y salir adelante”.

Luis Gutierrez, Gerente General de Clínica Atacama, indicó, “estas activaciones sociales, tienen por objetivo ayudar a los damnificados mediante “Operativos de Salud”, pues como empresa y ciudadanos corporativos responsables, nos debemos a nuestros clientes y la comunidad que nos acoge, por lo mismo, nos sentimos muy orgullosos del equipo de profesionales y voluntarios, y por supuesto, de los resultados obtenidos con cada uno de los operativos.”.

Finalmente, el Dr. Barros, concluyó, “hemos demostrado que a través del sector privado, podemos prestar ayuda a quienes más lo necesitan y hago un llamado al resto de los privados a aportar con lo que puedan para poder seguir levantando Copiapó. Estoy más que seguro que saldremos adelante todos juntos de esta tragedia, trabajando mancomunadamente con el sector público y con todos aquellos que se quieran sumar en esta noble y ardua tarea”.

El aluvión del mes pasado no discriminó sectores, arrasó con lo que estaba a su paso, sin embargo, día a día, los Atacameños luchan por recuperar sus cosas, mantenerse fuertes y sacar sus ciudades adelante, aunque en sus corazones, ahora y siempre existirá el temor de que algo similar vuelva a ocurrir.


Publicado el 5 de Mayo de 2015 a las 14:55