Reserva de Horas 52 2354450
Urgencia 52 2354452
Resonancia Magnética 52 2354460
Whatsapp Res. Magnética +56 9 94750491

¿Cómo evitar la Gripe o Influenza este invierno?


La Influenza es una de las Enfermedades estacionales más contagiosas y severas. Puede derivar fácilmente en infecciones respiratorias agudas, como bronquitis y neumonía.

Los síntomas iniciales son parecidos al de un resfrío, pero estos virus son muchos más agresivos. Se caracterizan por fiebre muy alta (+38.8ºC), compromiso respiratorio, congestión nasal, de oídos, decaimiento mayor, sensación de ahogo, dolor muscular y articular, postración y a veces malestar severo. Los más pequeños suelen presentar náuseas y vómitos que podrían deshidratarlos.

Se transmite a través de las gotas de saliva diseminadas en el aire al hablar, toser o estornudar y a través de las manos u objetos contaminados con el virus. En los niños se desarrollan con mayor facilidad complicaciones como laringitis, otitis, sinusitis y bronquitis. De no tratarse, podría comprometer otros órganos como las meninges.

Una vez contraída, las medidas de control son similares a las del resfrío: reposo, mucho líquido y la consulta al Médico que es imprescindible. Él prescribirá medicamentos como analgésicos y antipiréticos para la fiebre. En algunos casos se usan descongestivos, para aliviar al paciente, expectorantes que ayudan a eliminar las secreciones y soluciones salinas para limpiar fosas nasales.
No se requiere el uso de antibióticos, salvo que se presente una infección agregada bacteriana y el profesional actuante lo indique. Se debe evitar la aspirina y los antitusivos.

Prevención

- Lavarse las manos frecuentemente, especialmente tras tocar algún objeto o superficie, y en cuanto se llegue a la casa tras viajar en transporte público. Al lavarse las manos, hacerlo con abundante agua y jabón, sin que se quede ninguna zona sin limpiar.
- Llevar consigo alcohol en gel para usarlo cuando no se disponga de agua y jabón.
- Mantener la casa limpia y desinfectada, especialmente los lugares donde se cocina o come, sobre todo si ya hay un enfermo en la familia. Limpiar también más a menudo las manillas de la puertas, el baño, las superficies de los muebles, teléfono, etc. Porque el contagio también se produce por contacto directo con una superficie contaminada.
- Ventilar el hogar: todas las mañanas es conveniente abrir las ventanas y ventilar la casa durante diez minutos aproximadamente. Así se renueva el aire y si algún miembro de la familia está afectado es más fácil evitar el contagio.
- Taparse la boca al estornudar o toser, preferiblemente con el antebrazo o con un pañuelo de papel desechable, para evitar que las gotas respiratorias expulsadas contaminen a otras personas.
- Llevar una vida sana: con hábitos saludables y una dieta equilibrada puedes evitar que bajen las defensas orgánicas manteniendo en buenas condiciones el sistema inmune.
- Protegerse de los contrastes de temperatura: fundamentalmente al entrar y salir a la calle en épocas de frío y de uso de calefacción.
- La mejor forma de prevenir la gripe es la vacunación.


Publicado el 20 de Junio de 2016 a las 16:47